Y el Nicolas va a..



 He decidido crear un premio en homenaje póstumo al responsable del término chauvinismo, esa tendencia ridícula y exagerada del ultranacionalismo que ciega a los que la practican para ver méritos en los que no sean los suyos.
 Gregorio Belinchon, crítico de cine de El Pais, al ofrecer su crónica desde Los Ángeles sobre los Oscares, reconoce que “ha sido  una noche triste para España” al no ganar ninguno de sus tres productos nominados y comienza la carga con catalogar de una “comediante que ha saltado al cine” a Mo’nique, la esperada triunfadora  contra la mediocre gimnasia a lo Marylin de la P en el timo número nueve (Nine).
 No hay duda que desestimar con la etiqueta de comediante a una artista afroamericana  con talento que ha incursionado con éxito en radio, televisión y cine (este último con una filmografía de 22 temas que incluye el thriller Domino) y publicado un libro, es un ejercicio de gran intrepidez prejuiciosa. Más aun si se considera  que antes del Oscar, la actuación de esta actriz en “Precious” había recibido 16 premios de festivales y asociaciones internacionales de cine y prensa especializada, incluyendo no solo el Golden Globe, sino los europeos BAFTA y Festival internacional de Cine de Estocolmo. Hasta la propia P sabía que no podía ni soñarlo.
Y sigue con “si algo ha salvado el asunto ha sido el triunfo de El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella, el filme argentino 55% español gracias a la productora Tornaso”. Para la miopía nacionalista de este periodista, resulta irrelevante que sean más argentinos que la Plaza de Mayo el respetado director, los actores principales, el super galardonado director de fotografía, el guionista, el conocido compositor de la música, el director de arte y la diseñadora de vestuario y esposa del director entre otros.  Belinchon opina que la película es española por la productora que puso la pasta y no la creatividad, como casi siempre acontece con la producción de cine. Con el mismo argumento, el queso manchego que se vende en los supermercados “Al Campo” será francés. Ya los italianos aplican con éxito esa fórmula al aceite andaluz.
Y ese Oscar a la mejor película extranjera otorgado a España (según los ojos desviados del cronista) fue entregado por “Pedro Almodóvar, acompañado de Quentin Tarantino”. O sea, Almodóvar llevaba de la traílla a su parigual. Para Gregorio, ellos no compartieron el escenario.
A Berlinchon se le olvidó notar que Penélope es la mejor vestida. Pero ya ese comentario esta repetido en otras columnas similares sin ni siquiera reconocer que el túnico rojo de la P tenía etiqueta de diseño neoyorquina. Como si los diseñadores no vistieran a las actrices.
Con el estilo de “Ferrán es el mejor cocinero del mundo”, hay medios españoles como “ Glamour” diciendo que la P es “la mujer mejor vestida de la historia del cine” ( nótese el definitivo “la” , no el más modesto “una de las”) , ignorando totalmente el Valentino de Julia Roberts en el 2001, el Elie Saab de Halle Berry en 2002, el Vera Wang de Sharon Stone y el Versace rojo de Catherine Zeta-Jones en 1999, el John Galiano de Nicole Kidman en 1997, el fabuloso Givenchy de Audrey Hepburn en 1954 y el inolvidable azul pálido creado por  Edith Head para Grace Kelly en 1955, entre muchas otras posibles menciones.
 Como la creación en rojo que Penélope lució este año es de la Karan, espero en cualquier momento un titular que diga “ Donna es de Alcobendas, como nuestra P”.
 Por lo pronto, la Academia del Asere Gordo le otorga por unanimidad el “Nicolás”  (nombre de pila de Chauvin) del 2010 a  Gregorio Belinchon. 

Comentarios

lola ha dicho que…
Gordo, éres un erudito de postín. Me uno a la academia del gordo y a sus "Nicolás"...!Bien por Monique!.